¿Cómo dejar de sufrir por amor?

Como dejar de sufrir por amor

Comparte este artículo con alguien a quien pueda serle útil

Hoy les quiero compartir los dos requisitos que yo considero que son obligatorios para cualquier relación de pareja. Dos cosas que deben de estar en esa relación con ese hombre que tú amas.

Yo me he tropezado a lo largo de todos estos años con cantidades de mujeres que están enamoradas de un hombre que, independientemente de cómo es ese hombre con ellas, no cubre ni siquiera estas dos cosas que te voy a mencionar.

Cuando tú haces tu lista de cosas, de esas cosas que son importantes para ti en un hombre, estas dos cosas que te voy a decir ahora tienen que estar ahí de primeras, de fondo. Es lo básico, y es tan básico que pasa desapercibido.

En muchas ocasiones es precisamente el haber omitido esas dos cosas, la razón por la que tú estás sufriendo por un hombre.

#1 Enamorate de un tipazo.

La primera cosa es que ese hombre del que tú estás enamorada, el hombre que tú amas, debe ser un tipazo. ¿A qué me refiero con tipazo? Tiene que ser un hombre que se ha trabajado mucho a sí mismo, un hombre que tiene éxito, un hombre que tiene un propósito de vida, un hombre que es feliz, un hombre que ya está listo para entrar en una relación de pareja.

Además, debe ser un hombre que quiere y está listo para comprometerse contigo en una relación. Lo que sucede es que muchas veces enamoradas de hombres que no valen la pena. En el primer libro de mi saga, que si no la tienes por aquí te voy a dejar el enlace. Lo primero que yo te pido es que te enamores de un hombre valioso.

Mi intención siempre enseñarte a enamorar a un hombre, pero yo no quiero que tú enamores a cualquiera.

Yo quiero que tú te asegures de que el hombre que tú amas, ese hombre, sea muy valioso.
Me he topado con mujeres que quieren mi ayuda para enamorar un hombre. Y cuando yo analizo la situación, cuando yo veo qué clase de hombre es, siento que me va a dar algo. (Me rio)

A veces es un hombre mujeriego, a veces un hombre irresponsable, a veces un hombre borracho, a veces un hombre que indeciso, que no sabe lo que quiere en la vida, es un hombre que está perdido. En fin, un tipo que no le sirve ni a ella ni a ninguna mujer.

Entonces asegúrate de que ese hombre que tú amas es un hombre valioso. De hecho, esa la primera lección del primer libro de mi saga.
Analiza la situación y mira si ese hombre del que tú estás enamorada es un hombre valioso. Asegúrate un hombre que te merece, que merece tu tiempo, que merece tu amor.

#2 Enamorate de quien te ama.

La segunda cosa que es obligatoria, sí o sí, es que estés experimentando un amor correspondido. Enamórate de un amor que esté perdidamente enamorado de ti.

El hombre que tú amas también tiene que amarte, tanto como tú lo amas. Suena obvio pero en realidad no lo es. Cada día escucho historias de hombres que tal vez cumplen con el primer requisito, son buenos hombres, pero no están enamorados de ellas.

Si él es un tipazo pero no te quiere, no te sirve.

Porque entonces las chicas me contactan a mí para que yo les ayude a hacer magia. Para que les ayude a hacer, para que ese hombre de repente quiera comprometerse con ellas y eso no es así. Tienes que grabarte la siguiente creencia. Es la creencia que tengo yo. Yo me repito esto:

” Yo puedo querer mucho a un hombre, yo me puedo estar muriendo por él, pero si ese hombre no quiere estar conmigo, yo tampoco quiero estar con él. Porque aunque yo lo ame, yo me amo más.

Yo quiero estar con un hombre que también quiere estar conmigo, porque eso es lo mínimo que yo me merezco. Yo me merezco a un hombre que esté perdidamente enamorado de mí, así le puse a mis libros.

Si ese hombre no está perdidamente enamorado de mí, puede ser el último que queda en la tierra, pero a mí no me sirve.

Entonces eso es lo que tú te tienes que meter aquí también en la cabeza. Ese hombre debe ser un tipazo y debe estar enamorado de ti.

Si ese hombre ni es un tipazo ni está enamorado de ti y aun así tú quieres enamorarlo, quieres conquistarlo, tienes que frenarte, analizarte y preguntarte. Hay una pregunta que a mí me gusta mucho y es:

¿Qué es lo que Dios quiere que yo aprenda de esta situación?

Esta pregunta me la he hecho varias veces en mi vida y me la seguiré haciendo. Cuando siento que estoy sufriendo mucho por una situación, yo sé que estoy sufriendo porque hay algo que yo tengo que aprender y que tal vez no lo estoy viendo.

En realidad, chicas, la vida es como un entrenamiento, un entrenamiento para el alma y yo lo aprendí. Yo aprendí que las personas con las que nos topamos en el camino es porque tenemos lecciones que aprender con esas personas para nuestra evolución personal.

Entonces observa, ese hombre que tal vez en este momento tú lo ves y dices, sabes que yo lo quiero, pero él no es ni un tipazo ni tampoco me quiere. Entonces¿qué es lo que yo necesito aprender de esto?¿Qué es lo que Dios quiere que yo aprenda?

Porque una vez que tú lo veas, tú veas qué es lo que necesitas aprender, tú vas a poder pasar a un siguiente nivel, tú vas a poder pasar a la siguiente lección y vas a ser más sabia y vas a tener más amor hacia ti misma también, porque yo en cada momento que he tenido, yo he salido más fuerte y más sabia.

Entonces esa es la idea de que cada relación, cada experiencia de vida que tengas, tú te conviertas en tu mejor versión.

No quiere decir que será menos doloroso, lo que quiero decir es que será mucho más fácil de aceptar. Hay personas que pasan por tu vida, hacen parte de un plan, de un plan divino. De esto yo te hablo en el tercer libro.

Tú no vas a poder salir de esa situación hasta que tú no hayas comprendido que es lo que necesitas aprender de esa situación. Puede ser que tu lección sea amarte más a ti misma, aprender a ser tu prioridad, tal vez sea aprender a desenvolverte mejor con los hombres… Sea lo que sea, una vez tú tomas conciencia, una vez que abres los ojos y entiendes que es lo que tenías que aprender de él. Entonces tú ya no vuelves a ser la misma nunca más. Nunca más.

Te lo aseguro que es así porque yo lo he vivido y por eso puedo disfrutar de una relación, bonita y sólida con el hombre más maravilloso de todos.

Y yo quiero que tú aspires a lo mismo. Tú necesitas un hombre que sea un tipazo y que esté loco por ti. Las dos cosas. Y tienes que tener el suficiente carácter y el suficiente amor propio también para decirte: ¡Este hombre no es un tipazo y tampoco me quiere, no me sirve!

Recuerda bien lo que te acabo de explicar y vuelve aquí, cuando te sientas nublada que se te está olvidando para que puedas refrescarte la memoria.

Aticulos relacionados

Comparte este artículo con alguien a quien pueda serle útil

Deja tu comentario aqui abajo